Las instalaciones fotovoltaicas del Grupo Enerpal consiguen un 22% más de rendimiento

• Gracias a los rigurosos sistemas de control y gestión de las plantas

• Esto ha incidido positivamente en la cartera de clientes.

Durante el último año, los parques fotovoltaicos construidos y gestionados por Grupo Enerpal han superado en un 22% el rendimiento previsto por la compañía, debido a que el alto nivel de radiación presente durante todo el año ha sido completamente aprovechado por las instalaciones gracias al avanzado y riguroso sistema de control y gestión que el grupo lleva a cabo en cada una de sus plantas.

Esto ha dado como resultado un considerable aumento de la producción en los parques instalados en toda España, así como de la cartera de clientes. Según Santiago Sánchez, director general del grupo, “estamos satisfechos no solo por el rendimiento obtenido, sino por el refrendo que esto supone a la confianza depositada por nuestros clientes quienes, en muchos casos, han adquirido más de una planta a Enerpal”.

El compromiso de calidad de Enerpal se fundamenta no solo en la utilización de materiales de probada eficacia y alto rendimiento, sino también en el exhaustivo control aplicado en el proceso de diseño, construcción y puesta en marcha de las instalaciones fotovoltaicas promovidas y construidas por el Grupo.

Gracias al sistema de monitorización instalado en cada parque gestionado por Enerpal, la empresa es capaz de conocer en tiempo real el estado de la instalación y verificar su funcionamiento y entrega de energía, detectando en tiempo récord cualquier anomalía o llegando incluso a anticiparse a ella. En el momento en que se detecta cualquier incidencia, el equipo de mantenimiento de Enerpal que trabaja 365 días al año, lo soluciona ya sea en remoto o en la propia planta, de modo que ésta vuelve a estar en marcha en un corto espacio de tiempo, maximizando así sus horas de funcionamiento.

“Este alto nivel de eficiencia se ha conseguido gracias a nuestro estricto compromiso de calidad y a nuestro sistema de control de la producción, que optimiza la producción de las instalaciones y garantiza la rentabilidad económica a sus propietarios”, concluye Santiago Sánchez.